En nuestra área de Educación Física, la incorporación de un alumno(a) a una selección deportiva, viene de la mano con una formación motora desde la más temprana edad. Esta primera etapa, es vital para el futuro desarrollo de habilidades deportivas, ya que propicia la adquisición y maduración de sus habilidades motoras básicas tanto en las clases de Educación Física como en los talleres extraprogramáticos, donde la vivencia del placer motor es lo primordial.

Es en estas instancias, los docentes van visualizando y derivando en función de aquellos patrones y habilidades que sobresalen a la media y que se modelan como talentos deportivos.

En cada una de las áreas de formación, la presencia, colaboración y rol de la Familia, es fundamental, entendiendo que muchas veces las actitudes de los padres son condicionantes de la práctica deportiva de sus hijos (as). En este sentido, una participación conjunta e intencionada entre Profesor y Familia proyecta aprendizajes con sentido y pertenencia, fomentando una autoestima positiva y compromiso con el deporte.

OBJETIVOS GENERALES:

Desarrollar las habilidades y capacidades específicas de cada disciplina deportiva, con el fin de estimular el proceso de desarrollo y crecimiento de las alumnas y alumnos, promoviendo una convivencia cordial, reforzando el respeto, la disciplina, la solidaridad, la tolerancia y el compañerismo.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  • Contribuir a través del ejercicio, a la preservación de un estado de salud general óptimo.
  • Potenciar habilidades físico-deportivas básicas y específicas de cada disciplina deportiva.